Saturday, May 20, 2006

LIBERTAD PARA HANIBAL LECTER!!!!!!


El Dr.Lecter se encuentra injustamente encarcelado en una prisión para enfermos mentales de máxima seguridad, se le acusa de asesinato y canibalismo, cargos que el ha confesado como propios y se lo ha presentado a la opinión publica como un monstruo, un ser sin sentimientos, un demente asesino que solo mataba para satisfacer su gula y sus bajos instintos, dicen que se regocijaba comiendo cadáveres, que el olor a carne asándose en su cocina le producía placer, satisfacción, dicen, incluso, que invitaba a su mesa a compartir dichos cuerpos salpimentados y especiados, a amigos y parientes, y que con una botella de “chianti”, degustaba tales restos mortuorios con un éxtasis celestial. Todo esto es correcto, y el mundo entero se ha horrorizado, Lecter mete miedo, asco, espanto, es el demonio mismo corporizado en un hombre, ¿cómo fue capaz de hacer lo que hizo?¿Cómo es que se jacta de su canibalismo? Pues bien, ahora yo me pregunto,¿qué diferencia hay entre este “ser horrible” Y tu, o tu madre o tus hijos?¿no matan y devoran uds.tambien a seres sintientes día tras día, ¿no son cómplices de la tortura, el sufrimiento y el exterminio de millones de animales, para llenar sus panzas? Las victimas de Lecter podían hablar y esa sea tal vez la única diferencia entre los cadáveres que él comía y los que comes tu, tu también te regocijas con la sangre brotante de un pedazo de músculo friéndose en la sartén y mojas el pan en el con sumo deleite, llevas su muerte en tus labios y llenas tu estomago con su sangre y su dolor. Lecter por lo menos se sabe caníbal y lo admite, tú en cambio te quieres engañar diciendo que no existe otra manera de alimentarse, que tus padres también lo han hecho así, que los animales están para eso, que el rabanito también siente y no se cuantas tonterías mas que no resisten el menor análisis, Sábelo bien, cada mañana en que te levantes, de pie frente al espejo de tu baño, cepillandote los dientes para sacar algún resto de cadáver de la noche anterior, mírate en ese espejo y veras al Dr.Lecter reflejándose en el, Él y Tu, aunque no te guste, son la misma cosa, caníbales, devoradores de cadáveres y asesinos.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home